Como protegerse
Spento

Cuando se enferma a menudo

Se dice que una persona sufre infecciones respiratorias recurrentes cuando enferma más de 2-4 veces al año (si es adulto) o más de 6-8 veces al año (si es un niño).

Los motivos porque esto sucede son muy diferentes entre adultos y niños. A pesar de que pueda suceder que en particulares condiciones de estrés físico y psíquico un adolescente o un adulto enfermen más de lo debido, si las infecciones respiratorias se presentan cada pocos meses, especialmente si afectan también a las vías respiratorias inferiores, deberá consultar con un Médico para un posible estudio diagnóstico. En el niño en edad escolar, en el adolescente y en el adulto algunas condiciones facilitan que se enferme más frecuentemente como el humo del cigarro (también pasivo), frecuentar ambientes con mucha gente y poco ventilados, sufrir de asma, alergia u otras enfermedades respiratorias crónicas. En el niño menor de 5 años de edad enfermar a menudo es un problema relacionado con la inmunidad del sistema inmunitario. Las defensas del niño contra las infecciones por virus y bacterias no se desarrollan completamente al nacer. Por esta inmadurez “fisiológica” los niños pequeños enferman más frecuentemente que los niños más grandes, los adolescentes y los adultos. Un niño que acaba de entrar en el colegio y enferma frecuentemente es raro que tenga un trastorno del sistema inmunitario; es más probable que se trate de un niño del todo “normal” al que le cuesta afrontar los primeros contactos con los agentes infecciosos que le transmiten sus coetáneos. Su sistema inmunitario está en dificultad para responder a los agentes infecciosos de forma equilibrada y eficaz pero tiene todos los papeles en regla para poder funcionar perfectamente cuando se haya desarrollado completamente. El niño puede enfermar más a menudo también porque tiene un hermano mayor que asiste a la guardería o al colegio, vive en una casa pequeña con muchas personas, los padres fuman o porque es alérgico o tiene factores constitucionales que lo predisponen a las infecciones.

Spento

Cómo protegerse de las infecciones y limitar el contagio
 

  • Evitar contactos cercanos con personas que tienen el resfriado.
  • Evitar tocarse la cara (sobre todo boca y nariz) con las manos si no están recién lavadas.
  • Cubrirse la boca y la nariz con un pañielo al estornudar o toser, si no se tiene un pañuelo al alcance de la mano intentar cubrir la boca y la nariz con la cavidad del codo.
  • Cambiar a menudo el pañuelo y lavarse cuidadosamente las manos después de haberlo usado.
  • Si se si se estornuda o tose, cubrirse con las manos lavarlas enseguida con jabón. No tocar ninguna superficie antes de haberse lavado.
  • Una medida importante de prevención con respecto a las enfermedades respiratorias virales es comer regularmente abundantes cantidades de fruta y verdura frescas.
Spento