Nariz tapada
Spento

Rinitis o rinofaringitis aguda (resfriado común)

Las Vías aéreas representan una importante línea de defensa contra bacterias, virus y otras sustancias agresivas dispersas en el ambiente en el que se vive. De hecho, son precisamente ellas, que, junto con la piel y el intestino tienen la tarea de bloquear el acceso a los agentes externos potencialmente peligrosos para la salud. La nariz no solo tiene la responsabilidad de filtrar el aire, humidificarlo y calentarlo para hacerlo más apropiado a un mejor funcionamiento de bronquios y pulmones sino que posee también mecanismos de defensa tanto físicos (por ej. su epitelio, la mucosidad, las pestañas vibrátiles que mueven la mucosidad) como químicos (sustancias que pueden bloquear los agentes infecciosos) que actúan frente a bacterias, virus y sustancias contaminantes. La nariz “modifica” el aire que respiramos antes de que llegue a los pulmones, y considerando que en un adulto cada día pasan a través de la nariz 18.000-20.000 litros de aire, lleva a cabo verdaderamente un trabajo extraordinario.
También es importante el papel protector desarrollado por el epitelio de la faringe, y por las amígdalas. Las amígdalas forman un anillo protector entre la parte final de la cavidad oral y la faringe y protegen de agentes extraños que pueden ser deglutidos. La salud de las partes más bajas de nuestro aparato respiratorio (laringe, traquea, bronquios y pulmones) deriva de la capacidad de funcionar de la nariz y de la garganta de forma adecuada.

Spento

Rinosinusitis aguda

La nariz está siempre inflamada cuando los senos paranasales están inflamados; por esto es preferible hablar de rinosinutis y no solo de “sinusitis”. Una inflamación evidente de los senos paranasales (rinosinusitis aguda) se manifiesta en casi el 90% de los pacientes con resfriado común. Esta inflamación es de origen viral, normalmente mejora considerablemente en el transcurso de unos diez días y se soluciona de forma espontánea antes de 4 semanas. La complicación bacteriana no es común y afecta solo al 2% de los sujetos adultos con rinosinusitis viral.

¿Por qué enferman los senos paranasales? Los virus causan una inflamación (congestión) en la mucosa que bloquea la puerta de comunicación (orificio) entre la nariz y los senos paranasales e impide que las pestañas vibrátiles eliminen la mucosidad.

La obstrucción y la acumulación de mucosidad crean un ambiente muy favorable para el desarrollo de los virus y bacterias, facilitando que persista la infección. Los síntomas de la infección aguda viral y bacteriana son muy parecidos por esto a menudo no es fácil, ni siquiera para el Médico, diferenciar las dos situaciones. Es necesario consultar al Médico si después de 7 días en el adulto y 10-14 en el niño los síntomas no han mejorado y están empeorando, o en cualquier momento si se manifiestan goteo purulento (amarillo-verdoso) de la nariz o en la garganta, si se percibe dolor en la cara - a nivel de la mandíbula, de la frente, de las áreas arriba y abajo de los ojos - que puede empeorar si se inclina la cara hacia adelante o en posición supina. También se puede presentar fiebre, cefalea, obstrucción nasal, tos con catarro y menor capacidad de percibir los gustos y los olores.

Para aliviar los síntomas y la molestia causada por la congestión nasal pueden ser útiles algunas medidas como la humidificación de las mucosas con aerosol, los lavados nasales con una solución fisiológica, etc.
Los antihistamínicos, los descongestionantes nasales, los expectorantes y los sedantes de la tos, que a pesar de ser muy utilizados, no son muy eficaces para acelerar la curación. El uso habitual de descongestionantes nasales puede incluso causar un inflamación (edema) reactivo de la mucosa que acentúa la sensación de la nariz tapada y la dificultad de respirar. El abuso de fármacos vasoconstrictores puede causar lesiones también graves en la mucosa nasal. Además, el uso de los vasoconstrictores, está prohibido en niños de edad inferior a los 12 años.

Spento

EDAD Señales de peligro de rinosinusitis bacteriana
ADULTO

Sintomas moderados: goteo nasal purulento, congestión o tos durante más de 7 dias.

Sintomas graves (de cualquier duración) como: dolores en la carta localizados en la mandibula, como dolor de muelas, de frente, de las áreas arriba y abajo de los ojos, quepuenden em peorarsise in clina la cara hacia adelante o en posició supina.

NIÑO

Sintomas moderados: goteo nasal purulento, congestión o tos durante más de 10/14 dias.

Sintomas graves (de cualquier duración) como: fiebre (39°), dolores en la carta localizados en la mandibula, como dolor de muelas, de frente, de las áreas arriba y abajo de los ojos, quepuenden em peorarsise in clina la cara hacia adelante o en posició supina.

 

En primer lugar es necesario evaluar con la ayuda del Farmacéutico si existen molestias que requieran necesariamente la consulta del Médico de cabecera por la sospecha de una rinosinusitis de origen bacteriana.
Para los demás casos en los que se puede pensar en un resfriado común o en una rinosinusitis viral es necesario en primer lugar saber que no existe el medicamento “ideal” y sobre todo que no existe una terapia eficaz para eliminar el virus del organismo. Los antibióticos no son de ninguna utilidad cuando se puede excluir una complicación bacteriana.

Spento

Las plantas y las sustancias naturales para tratar la rinitis y la rinosinusitis

Con las sustancias naturales y las plantas medicinales se puede intervenir de manera eficaz tanto a nivel local como general también en
concomitancia y como ayuda de una posible terapia antibiótica que sea necesaria.

Intervención local
La inflamación de la nariz causada por virus y bacterias y por sustancias irritantes ambientales, como por ejemplo las sustancias a las que se es alérgico, puede encontrar gran beneficio en tratamientos combinados con sustancias naturales con el objetivo de proteger, aliviar, y favorecer el proceso de regeneración de la mucosa nasal. En las infecciones por virus y bacterias y en el contacto con otras sustancias irritantes, la mucosa es “agredida” y lesionada: al no haber fármacos eficaces para eliminar directamente a los “agresores” no queda otro remedio que intervenir protegiendo la mucosa del contacto con quien la maltrata.
Para tal propósito pueden ser utilizados complejos moleculares naturales, extraídos de las plantas medicinales y elaborados oportunamente, que tienen la capacidad de adherirse a la mucosa formando una fina película (film) protectora con respecto a los agentes irritantes, llevando a cabo un efecto “barrera”.
Para esta finalidad pueden ser útiles las resinas contenidas en los extractos de incienso (Mirra) y los polisacáridos del Áloe, estos últimos dotados también de un efecto emoliente (es decir, alivian la irritación) e hidratante.
Se puede obtener un efecto intensamente lenitivo gracias a los aceites vegetales (por ej: aceite de jojoba) ricos en ácidos grasos insaturados (sustancias esenciales para la salud de nuestro organismo) que ayudan a reconstruir la integridad de la mucosa.

Entre los aceites esenciales útiles para este caso se pueden citar el aceite esencial de Niaolui, el de Eucalipto y de Lavanda.
Las resinas de Mirra, los polisacáridos del Áloe, los ácidos grasos esenciales del aceite de Jojoba y los aceites esenciales de Eucalipto y Menta crean una fina película adhesiva, protectora e hidratante que, al proteger la mucosa de la irritación, reduce la excesiva secreción nasal, facilita la expulsión de la mucosidad y proporciona una rápida sensación de descongestión nasal.
La repetida aplicación durante el día de combinaciones equilibradas de estas sustancias puede atenuar de manera importante la sintomatología y acelerar el proceso de curación.

Spento

Intervención de refuerzo por vía general

Para proteger al sistema inmunitario en su “batalla” contra virus y bacterias además de intervenir de forma local en la mucosa se puede ayudar al organismo también por vía general.
Entre las plantas más interesantes para dicha finalidad, cuando se padece de una infección respiratoria de las vías superiores, encontramos la Equinácea, la Uña de Gato (más apropiada para el uso en el adulto) y el Saúco. Productos que contienen combinaciones equilibradas de extractos de estas plantas pueden ser suministrado en los primeros síntomas de enfermedad y se prolonga durante una decena de días, también combinado con lo que ha prescrito el Médico.

Spento